Palo-hierro
Palo-rosa
Papel de lija
Pardos de carbono
Pasadores y cerrojos
Pasamano
Pasmo
Pata de gallo
Peral y manzano
Pernios
Persiana
Pigmentos amarillos
Pigmentos azules
Pigmentos blancos
Pigmentos inertes

 

Palo-hierro.- (nombre indígena Akoga). -Madera dura, tal como lo indica su nombre; de color rojo oscuro. Se sierra bien con dientes de triángulo, y se utiliza principalmente para piezas que han de estar constantemente metidas bajo el agua o con mucha humedad. Ausente de dicho elemento, se agrieta por su extrema dureza.

Palo-rosa.- Tiene la albura y el duramen de color rosa pálido. Sus radios medulares, apenas visibles, están llenos de resina acarminada. La especie brasileña tiene un color más asalmonado. Es madera muy empleada en la construcción de muebles de estilo Luis XV.

Papel de lija.- Es un papel fuerte, que lleva encolados polvos de vidrio, de arena, de cuarzo o de esmeril en una de sus caras y sirve para alisar y terminar de pulir. Los hay de dos clases: de papel de lija y de tela de esmeril. Los fragmentos de vidrio, fijados a la cola, trabajan como los dientes de una lima, y arrastran virutas finísimas en forma de polvo. El número indica la finura de grano; cuanto mayor sea el número, más fina será la lija.

Pardos de carbono.- Colorantes obtenidos por levigación de hollín de chimeneas y calcinación de materias orgánicas. Dan colores pardos muy consistentes y de aspecto agradable.

Pasadores y cerrojos.- Están constituidos por una pieza metálica que se desliza y cierra, empujando un botón o empuñadura. Tanto los pasadores como los cerrojos sirven para reforzar el cierre de las puertas. Se caracterizan por su longitud y su forma.

Pasamano.- Es la pieza de madera que se fija paralelamente, y por encima de la zanca; sirve de protección, y para ayudar a subir y bajar las escaleras.

Pasmo.- Véase achispado.

Pata de gallo.- Son grietas dispuestas en ángulo recto o en triángulos, que se ramifican principiando en el corazón hacia la corteza, pero sin llegar a ella. Suelen ser indicio de pudrición.

Peral y manzano.- Son especies semejantes, de color castaño rojizo. Estructura fina, densa, y con espejuelos. Anillos apenas visibles y uniformes, que se trabajan y se pulen bien.

Pernios.- Son parecidos a las bisagras y con idéntica finalidad. Los hay de muy diversos tipos: con codo, quebrado, por el canto, etc. Tienen mano.

Persiana.- La persiana es un armazón de madera parecida a una ventana, que, en vez de cristales, lleva una serie de tablillas, dispuestas de manera que permiten regular el paso del aire y de la luz en una habitación.

Pigmentos amarillos.- Véase amarillo de cromo, cromato de cinc, amarillo de cadmio y ocre amarillo.

Pigmentos azules.- Véase azul ultramar, azul de Prusia, azul de cobalto.

Pigmentos blancos.- Véase albayalde, blanco de cinc y blanco de plata.

Pigmentos inertes.- Llamados vulgarmente cargas de la pintura o rellenadores, son de color blanco, pero quedan transparentes cuando se diluyen en el aglutinante. Se agregan a la pintura para darle cuerpo, cubrir mejor, aumentar la resistencia y facilitar el secado. Los principales son: barita, blanco fijo, sílice, creta o blanco de España y asbestina.

Pigmentos negros.- Véase negro de humo, negro de carbón.

Pigmentos pardos.- Véase sepia, pardos de carbono.

Pigmentos rojos.- Véase minio de plomo, rojo de hierro, ocres rojos o almagre y carmín.

Pigmentos verdes.- Véase verde de cromo, verde de Brunswich.

Pigmentos.- Son cuerpos sólidos, finamente pulverizados, solubles en el aglutinante, cuya misión es colorear, dar consistencia y facilitar el secado de la pintura. Los pigmentos según su origen se clasifican en naturales y artificiales; y por su naturaleza, en minerales, animales y vegetales. Según su color, pueden ser: blancos, rojos, amarillos, verdes, azules, negros y pardos.

Pilarote.- Es el pie derecho del final de un tramo de escalera.

Pilotes.- Son los despojos de rollizos y puntales del raberón de los árboles, cuyo diámetro máximo es de 10 a 14 cm.

Pinabete.- Madera de color blanco, limpia, poco resinosa y elástica. Tiene poca duración y resiste poco la intemperie. Existe en el valle del Irati (Navarra), con algunos ejemplares de poca importancia en Gerona.

Pino Brasil.- Proviene generalmente del litoral Norte argentino, y del Brasil. Es fácilmente aserrable. De color claro, con vetas de mucha consistencia, limpia de nudos, y de fibra recta.

Pino carrasco.- Madera de color blanco. Es poco estimada en la construcción, aunque algo en carpintería. Se extiende por toda la región mediterránea, y también se encuentran ejemplares en Navarra y Baleares.

Pino de Canarias.- Color blanquecino. Algo duro y resistente. Se emplea en la construcción y en carpintería. Vive espontáneo en nuestras Islas Canarias; en la Península sólo hay algún ejemplar cultivado.

Pino del Norte.- (Flandes). De color claro, con las vetas de color siena-ocre. Sus piezas son muy largas; muy empleada en carpintería.

Pino insigne.- Madera de color blanco; blanda, y poco resinosa. Se encuentra en el Norte y Noroeste de España.

Pino laricio.- Su madera es excelente, resinosa, de grano fino y duro. Tiene mucha albura, y el duramen es de color rojizo. Las masas más importantes de esta especie se encuentran en la Serranía de Cuenca y en las Sierras de Cazorla, Segura, y Alcaraz (Jaén, Albacete, y Granada). También se halla en Guadalajara, Lérida y Tarragona.

Pino negral.- Madera de color blanco, y muy resinosa. La madera de los árboles resinados es de mejor calidad que la de los no resinados. Quizá, de todos los pinos españoles, es el de crecimiento más rápido. Esta especie se extiende por casi toda España, siendo pocas las provincias donde no existe. Merecen mención especial los grupos situados en las Sierras de Guadarrama y Gredos y en las de Cuenca y Segovia. Es muy abundante en Galicia.

Pino negro.- Color blanco en la albura y rojizo en el duramen. Es la madera menos resinosa de todos los pinos españoles. Este pino vive en los Pirineos aragoneses y catalanes, y también en la Sierra de Gúdar (Teruel).

Pino Oregón.- Muy resinoso y de mucha utilidad. La clase americana es de buena calidad, pero algo inferior al plantado en Europa.

Pino piñonero.- Madera de color blanco. Su estructura es de fibras torcidas y formas irregulares. Es resistente y elástica, aunque a veces presenta gran cantidad de nudos. Esta especie abunda en Huelva, Cádiz, Valladolid, Segovia y Madrid. En menor cantidad también se encuentra en Barcelona, Gerona, Sevilla y Jaén.

Pino silvestre.- Color blanco, a veces algo rojizo. Madera resistente, elástica, y de mucha duración. Es la mejor madera de los pinos españoles. Existen importantes masas en los Pirineos, Burgos, Soria, Cuenca, Teruel. Merecen especial mención los pinares de Valsaín (Segovia), por sus pinos altos, rectos, y de excelente calidad.

Pino.- Su madera es algo dura, muy resinosa, de color blanco amarillo con vetas rojizas. Despide olor a trementina.

Pinsapo.- Es madera de color blanquecino, ligera y fácilmente alterable al aire libre. Es algo más resinosa y nudosa que el Pinabete. Se encuentra sobre todo en las Sierras de Tolox y Ronda (Málaga), y en las de Pinar y Grazalema (Cádiz).

Pinzas de apriete.- Pinzas para sujetar piezas durante el encolado. Poseen un muelle robusto que permite asir fuertemente piezas pequeñas.

Pirograbado.-Grabado al fuego, y se hace en las maderas para decorarlas. Se emplearán maderas combustibles, duras, de color claro y uniforme, y desprovistas de nudos.

Pivotes.- Llámase pivote a una chapita metálica con espigón, que actúa a modo de eje, a la que corresponde otra chapita de igual dimensión, con un agujero que coincide con el espigón de la anterior. Se colocan un par arriba y otro abajo, de modo que la chapa con el pivote se atornille en los cantos superior e inferior de la puerta; y las chapas con el agujero en las traviesas del armazón. Se utiliza cuando no se desea que queden los herrajes a la vista. Para que las puertas puedan girar sin dificultad, hay que abrir un canal a todo lo largo del larguero del costado. Las chapitas van rasantes, embutidas y atornilladas.

Plasticidad.- Es la propiedad que tienen algunos cuerpos de dejarse modelar. Esta cualidad es muy relativa en la madera, y se obtiene aprovechando el poder de compresión de las fibras mediante una presión entre un molde y un contramolde.

Platabanda.- Es una moldura ancha, y de poco saliente con relación a la altura.

Plátano.- Similar al haya, aunque inferior y de color más oscuro. Su madera es dura y pesada, con irisaciones pronunciadas. Es fácil de tornear. Se utiliza para recubrimientos.

Plinto.- Es una moldura ancha, y de poco saliente, que se coloca en los basamentos.

Porosidad.- Es la propiedad que poseen los cuerpos de tener entre sus moléculas unos espacios vacíos, llamados poros. La superficie cepillada de las maderas se presenta en algunas especies, unida y compacta; en otras, porosa. Si la superficie debe ir abrillantada y barnizada, conviene antes cerrar o tapar los poros, llenándola con barnices o tapa-poros adecuados.

Postes.- Son los troncos que miden de 12 a 25 cm. de diámetro, y de 7 a 12 m. de longitud. Se emplean generalmente en andamiajes.

Prensa de ángulos "Olga".- Permite encolar, sin preparación especial, los trabajos en curva, a falsa escuadra, en ángulo, etc.

Prensa de bastidor o sargentos.- Se usa en trabajos en los cuales la prensa en forma de G se queda pequeña. Lleva una mandíbula deslizante, provista de un cierre que puede situarse en cualquier punto.

Prensa en forma de G.- Es tal vez la que se usa con mayor frecuencia, especialmente para trabajos pequeños.

Prensa para cuadros.- Consta de un fleje graduable que rodea la armadura que se ha de encolar, y ejerce la presión por medio de un tornillo.

Prensilla.- Véase prensa.

Propiedades acústicas.- Hay algunas maderas que, por su constitución, refuerzan y transmiten los sonidos, y se emplean en la construcción de cajas de resonancia de los instrumentos musicales. Las maderas más sonoras empleadas en dichos instrumentos, son: fresno, arce, cedro, picea, ébano, abeto, boj, etc. También se emplea la madera para el aislamiento acústico, es decir, para impedir o dificultar el paso del ruido o sonido. La madera que más se emplea en estos casos es la de pino.

Propiedades de inflamación y de combustión.- Las maderas arden, consideradas como combustibles, lo cual constituye una cualidad; pero es un defecto para las maderas empleadas en la construcción y en la decoración. Las maderas más inflamables y combustibles son: pino, abeto, sauce, chopo, aliso, etc.; las medianamente combustibles son: haya, caoba, castaño y tuya; y las menos inflamables son: encina, ébano, boj y alerce. Esta propiedad las hace aptas para el pirograbado.

Propiedades térmicas.- La madera es un buen aislante térmico, gracias a la propiedad y discontinuidad de su materia. Por eso el corcho es un gran aislante. Las maderas ligeras, blandas y con mucha porosidad son las más aislantes; y las duras, densas y compactas, las menos aislantes.

Proporción de humedad.- Una madera secada al aire libre tiene todavía un 12% de humedad en verano, y un 18% en invierno. La humedad media internacional oscila en un 12%, y la humedad media española en un 13%. Las maderas blandas, recién apeadas, contienen desde el 60% hasta el 240% de agua. En las maderas duras, oscila el agua entre el 45% y el 80%.

Punta corriente.- Es un formón de corte oblicuo.

Punta de diamante.- Es una superficie tallada en bisel, que representa una arista saliente y a veces un punto saliente.

Punta de trazar.- Está formada por un alambre de acero con un diámetro de 5 a 8 mm., y se usa, con ayuda de la regla o de la escuadra, para marcar cortes, medidas, etc. El cono de la punta no debe pasar de 12 grados.

Puntas.- Clavos pequeños que se utilizan para trabajos finos, y reciben el nombre de la forma de su cabeza: planas, cónicas, de cabeza redonda, de cabeza perdida, etc. Generalmente son de hierro o de acero dulce, obtenidas por troquelado.

Purpurinas.- Reciben este nombre los metales y aleaciones metálicas finamente pulverizadas, de color y finura diversos. Las purpurinas verdaderas se obtienen pulverizando los retazos de la fabricación de los panes de oro; y las falsas se obtienen con aleaciones de cobre, aluminio, cinc y latón. Se usan principalmente para dorar y broncear la madera y el hierro, fijándolas mediante lacas.

 

1