Garlopa
Garlopín
Gato o tornillo
Gato para el encolado de cantos
Gola
Goma laca
Gomas y resinas
Gorguera o mediacaña
Goznes
Grabado
Gramil
Grietas
Guayaco
Gubia acodada
Gubia cañón
Gubia curva
Gubia en V
Gubia media caña
Gubia plana
Gubia recta
Gubia
Gubias de tornero
Guillame

Haya
Hendibilidad
Hendiduras o fendas periféricas
Higroscopicidad
Hinchazón
Homogeneidad
Humedad


Imposta
Incrustación
Insectos
Intradós

Junquillo y toro
Juntera o rebajador

Lacas
Lagrimal
Lagrimales
Lápices
Latas
Lija
Limas
Limba
Limoncillo
Listel
Listoncillos
Listones
Lizador
Lumbrera
Lunulados
Luz

 

Garlopa.- Es un cepillo largo de 50 a 80 cm. y ancho de 5 a 8 cm., provisto de mango y doble cuchilla. Se utiliza para labrar superficies planas.

Garlopín.- Es una garlopa corta, de unos 40 cm. y con una sola cuchilla. Se utiliza para desbastar.

Gato o tornillo.- Es un instrumento de hierro, de acero o de madera formado por dos topes: uno corredizo o graduable; fijo el otro, y sirve para sujetar las piezas recién encoladas hasta que haya fraguado o secado la cola. La abertura entre los topes suele variar de 50 en 50 cm.

Gato para el encolado de cantos.- Es un apretador que se utiliza en combinación con una prensa.

Gola.- Es una moldura compuesta de doble curvatura, una cóncava y otra covexa. Puede estar invertida.

Goma laca.- Es una resina natural, de color encarnado, que se forma en algunos árboles de la India, por la exudación producida por las picaduras de algunos insectos y los restos de estos mismos animales. Es soluble en alcohol, empleándose para la preparación de barniz fino.

Gomas y resinas.- Son compuestos orgánicos, producidos por excreciones de los vegetales al practicar incisiones en una corteza, fluyendo al exterior, y solidificándose en una masa vítrea al contacto del aire. Suelen tener distinta dureza, y coloraciones amarillas o rojizas, más o menos transparentes.

Gorguera o mediacaña.- Es una moldura de perfil, inversa al toro y junquillo, y casi siempre acompañada de dos filetes.

Goznes.- Parecidos a los pernios. Los hay sencillos y fuertes; son generalmente forjados, y se emplean para puertas macizas.

Grabado.- Técnica que consiste en realizar rayados con gubias y buriles, variando los trazos en la materia y rellenando estos trazos con mástic oscuro, que hace resaltar el dibujo. El grabado se emplea principalmente sobre las materias que no pueden variar de coloración, tales como el marfil, nácar, asta, y los metales.

Gramil.- Es un instrumento de madera que se emplea para trazar líneas paralelas sobre los diversos lados de la madera, para reducirla a la medida deseada.

Grietas.- Son aberturas interiores que proceden de dentro afuera. Una desecación muy rápida origina grietas en la madera, por evaporar demasiado pronto la humedad.

Guayaco.- Llamado también "palo-santo", tiene la albura clara, superficie mate, que es lisa recién cortada, y como untuosa después. Es madera que resiste mucho la flexión. La clase africana es de inferior calidad que la americana.

Gubia acodada.- Tienen curvada la parte final del hierro. Se usa en zonas con acceso difícil.

Gubia cañón.- Grupo de gubias con corte en forma de U.

Gubia curva.- La forma del hierro está curvada. Se utiliza para acceder mejor a algunas zonas.

Gubia en V.- Grupo de gubias con esta forma. Se utiliza para perfilar las formas.

Gubia media caña.- Grupo de gubias con curvatura equivalente a media circunferencia.

Gubia plana.- Grupo de gubias con poca curvatura.

Gubia recta.- Gubia con el corte totalmente recto. Es semejante al formón rectangular, pero con sección más fina.

Gubia.- Herramienta similar a los formones ordinarios, pero con la hoja curvada y vaciada. El corte resulta en arco de círculo, de varios perfiles. Cada tipo de gubia tiene numerosas variaciones en el ancho de corte.

Gubias de tornero.- Se caracterizan por su tamaño, superior al de las gubias de tallista. Tienen diferentes perfiles para adaptarse a las diferentes tareas a realizar en el torno.

Guillame.- Es un cepillo más estrecho que el ordinario con un ancho de 2 a 3 cm., cuya cuchilla tiene la misma anchura que la base, lo cual facilita la limpieza de entrantes.

Haya.- Crece recta. Estructura homogénea. Pocos nudos; muchas mallas medulares; pesada, y elástica. De color amarillento blanquecino cuando joven, y rojo claro después. Es atacada por la carcoma. Se conserva bien en el agua, y resiste al aire en ambiente seco. Sirve para muebles curvados. Es una de las maderas de mayor consumo. De entre las maderas de árboles frondosos, es la que experimenta mayor contracción.

Hendibilidad.- Es la facilidad que tiene la madera de hendirse o partirse en el sentido de las fibras. Las maderas más apropiadas al hendido son las que tienen las fibras largas y carecen de nudos. Algunas maderas como el castaño, el abeto, el alerce, se hienden con facilidad. La madera verde es más hendible que la seca. La hendibilidad constituye un inconveniente para el trabajo, y se deberá tener en cuenta en los encajes, al clavar clavos, etc. Las maderas se hienden naturalmente, a medida que se van secando.

Hendiduras o fendas periféricas.- Se manifiestan en un árbol sano, a causa de la contracción o secado. Estas hendiduras van de la corteza al centro, perpendicularmente a las fibras de la madera, y estrechándose hacia la médula. Se producen por la acción demasiado fuerte del sol o del bochorno en la sequía.

Higroscopicidad.- La madera es notablemente higroscópica, es decir, que absorbe o desprende humedad, según el medio ambiente en que esté situada. La variación de esta cantidad de agua lleva consigo la variación del peso y del volumen de la madera.

Hinchazón.- Es la propiedad que tiene la madera de absorber, a través de los vasos, la humedad atmosférica. La absorción del agua o de la humedad origina un aumento de volumen, o hinchazón de las fibras leñosas.

Homogeneidad.- Una madera es homogénea, cuando su estructura y la composición de sus fibras resulta uniforme en cada una de sus partes. Son poco homogéneas las maderas con radios medulares muy desarrollados, como la encina y el fresno, y las que presentan los anillos anuales de crecimiento con diferencias notables entre la madera crecida en primavera o en otoño; tal sucede con el abeto, que es una de las maderas menos homogéneas. Lo son en cambio el peral, el manzano, el tilo, el boj, el arce, etc.

Humedad.- Es la cantidad de agua contenida en la madera. Véase proporción de humedad.

Imposta.- Véase corona.

Incrustación.- Arte semejante a la marquetería, de la cual difiere en que en el fondo se han hecho los rebajes para el embutido de los motivos, mediante el cincel o la gubia.

Insectos.- Muchas especies de insectos ponen sus huevos en la madera, de la cual se nutren luego las larvas. Suelen penetrar en las maderas que han permanecido mucho tiempo sin descortezar, después de abatidas. Estos gusanos son voracísimos de las fibras leñosas y de las féculas que contienen, especialmente del almidón, perforando principalmente la albura de la madera. Algunos de estos insectos o gusanos se desarrollan en los árboles vivos, otros invaden la madera seca. Los agujeros abiertos por los gusanos dan origen a la carcoma, más o menos profunda y extendida. El agusanado de la madera ocasiona a veces su destrucción; otras, su rotura. Este defecto puede tener origen en la tala del árbol fuera del tiempo adecuado. Las maderas más propensas a ser atacadas por la carcoma, son: aliso, cerezo, haya, roble, nogal, tilo y abedul.

Intradós.- Superficie cóncava situada en el interior del arco.

Junquillo y toro.- Estas dos molduras de perfil convexo son idénticas, y sólo se diferencian por su tamaño. Su perfil está formado por un semicírculo, cuyo saliente ordinariamente es igual a la mitad de la altura. Cuando las dimensiones del junquillo son grandes, se le denomina toro.

Juntera o rebajador.- Es un cepillo parecido al guillame, que tiene en su base una reglita adicional y graduable, la cual al tapar más o menos la boca del corte, da el ancho exacto del rebajo.

Lacas.- Son una disolución de resinas u otros productos químicos, en un líquido, que se aplica a los trabajos para darles un brillo elegante y preservarlos de la acción destructora de los elementos. Son pinturas a base de barniz, que da al trabajo una superficie absolutamente lisa.

Lagrimal.- Se da este nombre a la moldura ancha, que se labra en forma de canal en la parte inferior del saliente. Esta moldura tiene por objeto rechazar la lluvia, y preservar la fachada del edificio.

Lagrimales.- Se forman cuando se seca, se pudre, o se desgaja una rama. Por el hueco se filtra el agua de la lluvia, que, con la savia, corrompe las partes leñosas inmediatas.

Lápices.- Son varios según la clase de trabajos: el de carpintero, para señalar tablas y signos convencionales; el de dibujo, utilizado para superficies bien lisas; los de color, para el rayado de los planos.

Latas.- Son piezas con una escuadría de 5 a 7 cm. x 2 a 3 cm. que se preparan con madera de calidad inferior.

Lija.- Véase papel de lija.

Limas.- Véase escofinas y limas.

Limba.- (nombre indígena Akom). Madera semisuave, de color blanco amarillento, fácil de aserrar y trabajar. Apta para interiores de muebles y piezas de carpintería.

Limoncillo.- Diminutivo de limón, es madera de color muy claro; con tendencia al color del limón. De fácil elaboración; su empleo es siempre para interiores de muebles y decoración.

Listel.- Véase filete.

Listoncillos.- Las piezas de sección rectangular y aristas vivas, con escuadrías de 1 x 2 cm. a 2 x 4 cm.

Listones.- Las piezas de sección rectangular y aristas vivas, con escuadrías de 2 x 4 cm. a 5 x 8 cm.

Lizador.- Véase triscador.

Lumbrera.- Véase buhardas.

Lunulados.- Son anillos o capas concéntricas de madera muerta, en medio de otros de madera viva. Defecto causado por un frío riguroso que ha detenido por completo el desarrollo de la planta, interceptando el paso de la savia por los vasos capilares. Deben rechazarse por completo las partes atacadas.

Luz.- Distancia horizontal entre los apoyos del arco.

 

1